Publicado el

Todo sobre los flamencos rosados en la biosfera de Río Lagartos

flamencos rosados

Una de las actividades imprescindibles en cualquier visita a Yucatán consiste en hacer un pequeño viaje para ver las bandadas de flamencos en el Parque Nacional Río Lagartos. Cerca de los lagos rosados de Las Coloradas, el parque es una de las mayores biosferas de aves en México. Estas grandes y exóticas aves se pueden ver chapoteando con sus piernas zancudas y esbeltas en el agua salada y poco profunda. Durante su visita, podrá verlos en su posición de descanso, en pie sobre una pierna con la cabeza agazapada contra su cuerpo.

El mejor momento para ver los flamencos rosados en Río Lagartos

Afortunadamente, los flamencos rosados se pueden encontrar en Río Lagartos en cualquier época del año, así que no hay mal momento para visitarlos. En invierno se les unen más flamencos que migran al lago en busca de comida y calor.

¿Qué hace que los flamencos sean rosas?

¿Recuerda el dicho "somos lo que comemos"? ¡Los flamencos son el ejemplo perfecto! Utilizan sus picos curvados para remover el suelo en busca de alimento: insectos, larvas, peces pequeños, vegetación y algas rojas que hacen que las lagunas de Las Coloradas se vuelvan rosadas. El pigmento rojo (beta caroteno) de las algas le da un color rosa brillante a las plumas de los flamencos, lo que hace que su apariencia sea muy vistosa.

Datos interesantes sobre los flamencos rosados

Hay seis especies de flamencos, cuya altura oscila desde 80 cm (2,6 pies) a 1,45 metros (4,7 pies). Su envergadura alcanza entre 95-150 cm (37 a 59 pulgadas) y tienen los pies planos y palmeados. Río Lagartos, en México, es hogar de una gran colonia de flamencos americanos, también conocidos como flamencos del Caribe (Phoenicopterus Ruber).

Durante su recorrido, descubrirá que los flamencos se aparean durante toda su vida. Hacen nidos de barro y ponen un solo huevo (aproximadamente del tamaño de un huevo de gallina) que eclosiona después de 27-31 días. Ambos padres incuban y alimentan a las crías recién nacidas que son inicialmente grises o blancas, desarrollando el color rosado más tarde debido a su dieta. Los flamencos alcanzan la madurez en torno a los tres años de edad y viven hasta 30 años en libertad.

Están considerados una especie en peligro de extinción ya que su población decrece, por lo que cada visita es especial.

¡Venga a verlos pronto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *